17 ago. 2011

La verdad que la vida no me enseño ni ser mas lindo, ni fachero, ni tampoco hermoso, lo único que me enseño fue ser mas amigable, dulce y respetuoso, y es de lo que realmente estoy orgulloso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario